8M: “En San José una mujer denuncia violencia doméstica cada seis horas”

En la pasada jornada se llevó a cabo la marcha por el Día Internacional de la Mujer en nuestra ciudad, con un movimiento mucho más grande que el año anterior. «En San José una mujer denuncia violencia doméstica cada seis horas».

La marcha comenzó en la esquina de Ciganda y Di Martino para luego recorrer distintas calles de nuestra ciudad y finalizar en la Plaza 33 con la lectura de dos proclamas.

Nahir Bell, referente de la Secretaría de Género del Pit Cnt local, destacó que «si vamos a la concepción medular que el mundo tiene de nosotras, seguimos valiendo nada». Destacó que la sociedad se siente ofendida por una performance callejera, pero «cuando ocurre un femicidio sólo se dice ‘qué violento está el mundo’ o justificar al asesino diciendo que estaba loco».

Por otra parte, el reclamo llegó al nivel departamental, con las declaraciones del empresario Adelqui Tarila de Cotar, «entre los empresarios tampoco ha cambiado tanto la cosa, cuando se nos dice que usamos el transporte público para no estar cuidando a nuestros hijos e hijas». También recordó que, en una zapatería de nuestra ciudad despidieron a una mujer por estar embarazada, mientras que en Ciudad del Plata hubo acoso sexual en una empresa.

La proclama también destacó los consejos de salarios, el Sistema Nacional Integral de Cuidados y la negociación colectiva. Sobre este último punto, agregó que «la negociación colectiva es un instrumento que genera condiciones para impulsar la no discriminación y la equidad de género en el empleo, por tanto, nuestra agenda de derechos no se toca».

Por su parte, desde el Colectivo Las Nietas de Abella, expresaron que hace un año atrás « la violencia patriarcal ya se había llevado a tres de las nuestras, Loreley, Inés y Micalea, junto con dos mujeres más del resto del país. Este año, si bien no hemos tenido que llorar a ninguna mujer de nuestro departamento, como si en Montevideo y Florida, otros tipos de violencia machista se siguen haciendo carne en nuestros cuerpos día a día».

En este marco destacaron que, «en San José las trabajadoras mujeres son violentada por empresarios como el dueño de Cotar, en San José una mujer denuncia violencia doméstica cada seis horas, la condena social y las miradas desaprobatorias caen en nosotras por desear mucho, por desear límites, a otra mujeres u otras identidades».

Por último agregaron que, «en San José si sos violentada probablemente nadie intervenga. En San José los varones escrachados por violencia y abuso siguen sin pedir perdón».

A %d blogueros les gusta esto: