La Policía busca a un recluso que nunca regresó de la salida transitoria

Estaba preso por narcotráfico pero es sospechoso de un homicidio que se habría cometido en el año 2017.

Ricardo Damián Cáceres Correa, alias “Ricardito”, cumplía pena en el penal de Libertad por posesión y comercialización de estupefacientes.

Tenía 12 horas mensuales de salidas transitorias. El lunes salió y no volvió. Se dispuso cierre de fronteras y se libró orden de captura.

“Ricardito”, que es hermano del conocido delincuente “Betito” Suárez por parte de madre, es además sospechoso de haber asesinado a Nicolás Roverano, alias “El Oreja”, en el año 2017.

Se cree que Roverano fue torturado y asesinado en el marco de un conflicto interno de una banda que se dedicaba al narcotráfico.

El cuerpo nunca fue encontrado y hace dos semanas se hicieron excavaciones en la zona del Cerro, pero no lo encontraron.

Un testigo protegido dijo a la policía que fue torturado, asesinado y enterrado.

La vinculación con “Ricardito”, que ahora está prófugo, nunca se pudo probar.

A %d blogueros les gusta esto: