El incendio en el edificio Panamericano obligó a una revisión en profundidad de los daños en su estructura

Apenas unas horas después del siniestro, varios técnicos acudieron a evaluar cañerías, electricidad y otros aspectos.

Circuitos de ascensores mojados que los dejan inutilizados, apartamentos inundados luego de la tarea de bomberos para apagar las llamas, corte generalizado de gas para evitar propagación del fuego, son algunas de las consecuencias inmediatas del incendio del jueves a la noche.

La mañana de este viernes arquitectos, técnicos en ascensores, representantes de UTE, Montevideo Gas y agentes de seguros se trasladaron al Panamericano a evaluar la situación en que queda el edificio.

Dos ascensores, los pertenecientes a la torre dos que fue la afectada, no están funcionando debido a que sus mecanismos se encuentran empapados, informaron fuentes del edificio, estiman que podrían volver a funcionar en un plazo de 24 a 48 horas.

Los vecinos de abajo del apartamento 604 no pudieron pasar la noche en su casa luego de que el incendio fuera controlado debido a que quedó completamente inundado por el agua usada para extinguir el fuego.

UTE y Montevideo Gas supervisaron este viernes el estado de las instalaciones correspondientes a cada servicio para saber si podía retomarse el servicio que fue interrumpido durante el incendio. En tanto arquitectos evaluaban si la exposición al fuego, las elevadas temperaturas y posterior exceso de agua generaron grietas y otras afecciones a la estructura del edificio.

Las empresas aseguradoras también evaluaron el monto de los daños causados.

El edificio panamericano es una construcción emblemática de la ciudad de Montevideo inaugurado en 1964, con 170 apartamentos divididos en cuatro torres y 17 pisos, cuenta además con clínicas y comercios en la planta baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *