Futbolistas maragatos cuentan su realidad en el exterior

Futbolistas nacidos en San José, que se encuentran en el exterior, cuentan lo que sucede en distintas partes del mundo ante la pandemia del covid-19.

Con cerca de un año sin actividad tras mudarse a Buenos Aires, Andrés Vecino quien defendiera varias camisetas, siendo la última la de Universal, se encuentra en estos momentos en Thailandia: «Son vacaciones que estaban planificadas, salí el 7 de marzo cuando todavía no había cierre de fronteras, fuimos avanzando en el viaje pasando por Indonesia sin problemas pero ya en el cierre de la primera semana comenzó a cerrase todo. Llegamos a Thailandia sin dificultades, informados de todo por las noticias, y se fue complejizando todo hasta que decidimos desde un punto turístico salir hacia la capital Bankgog para hacer todo lo necesario para regresar. Acá hay mucho caos, europeos casi no quedan porque se han vuelto a sus países, estamos algunos sudamericanos y particularmente uruguayos de viajes como el de ciencias económicas o medicina. La situación es crítica dado que todo el mundo quiere retornar, hay pocos vuelos, tratamos de mantener la calma ya que todos tienen disponibilidad para tratar de solucionar. Nosotros pudimos cambiar el vuelo, la intención es llegar al continente americano y después ver como terminamos de volver. Hoy la gran preocupación es arribar a nuestras casas, y cumplir con la cuarentena, para cuidarnos a nosotros y los demás».

Lucas Battaglino viajó en el inicio del 2020 para enrolarse al Club Adrestia, que juega en la zona de Florida, en el este de Estados Unidos. Al momento del parate del deporte, el ex Central había jugado su primer partido, y se encontraba en plena adaptación: «Los supermercados son un caos, muchas góndolas vacías, yo estoy tranquilo en casa con mi familia. Las precauciones son similares a las de Uruguay, tratar de quedarse en tu hogar y tener el menor contacto posible con otra gente, higienizarse bien es otro aspecto en el que se hace hincapié pero está difícil acceder a productos. Lo bueno es que en la zona no hay tantos contagios, al menos por ahora, hay miedo pero entre los uruguayos del equipo hablamos por redes de mantener a calma. Están todos los colegios cerrados, se dictan clases por internet por distintas aplicaciones.Es una lástima que se haya parado el campeonato, en lo personal es la primera vez que me tocaba salir a jugar afuera, estoy entrenando en solitario para tratar de mantener la forma. El freno en el torneo fue en principio era hasta principios de abril, pero lo más lógico es que se extienda un par de semanas más».

Otro joven que viajó en la presente temporada al exterior para seguir su carrera deportiva es Agustín Delgado, arquero que se encuentra en República Dominicana en el Club Moca, tras salir de las inferiores de Wanderers en la capital y Río Negro en el medio local: «Hay menos preocupación que la que observo en Uruguay, quizás por el clima caribeño que dicen ayuda a que no se propague tanto el virus. Entrenamos normal por última vez el jueves, y ahora nos recomendaron salir lo menos posible, la vida es algo más normal, en mi ciudad casi no hay casos. El campeonato comenzaba el fin de semana pasado y se postergó hasta el 18 de abril, me tocaba comenzar jugando después de toda la pretemporada».

Fuente / Expectativa

A %d blogueros les gusta esto: